Follow:
Dear Diary Mi diario Viajes

Los Viajes de En Mi Bolso- Dubrovnik

CINTA
0 Flares 0 Flares ×

En época de vacaciones lo que nos apetece es viajar. Por ello, hoy nos desplazamos hasta la preciosa Croacia, específicamente hasta Dubrovnik.

¡A viajar!

 

¡Hola mis viajer@s!
¿Qué tal van las vacaciones? Si todavía tenéis tiempo para organizar una escapadita, hoy os traigo un destino “cerquita”, y bastante apetecible para un fin de semana, o un puentecito.

Del país croata, llegamos a Dubrovnik: la perla del Adriático. Conocida como Ragusa, y con menos de 45.000 habitantes, es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; como muchos de los destinos a los que ya os he llevado.
La ciudad antigua, el barrio de Stari Grad, está rodeada de murallas (restauradas), pero su extensión supera las montañas y laderas que la encierran. Sus calles están llenas de escaleras larguísimas y empinadas, mármol, flores, fuentes, museos y palacios… en una ciudad que parece sacada de un cuento. Lo más curioso, aparte de su característico empedrado, es que por el centro no pasan vehículos, por lo que el turismo se hace muy fácil. Los edificios, de piedra, protegidos por los 2 km de muralla, cuyas vistas desde arriba son impresionantes. En ella se encuentran 16 torres de vigía, que permiten una perspectiva de la costa y el puerto viejo muy bonita. En ella se encuentran elementos de defensa como cañones, que permiten sacarte unas fotos muy curiosas. También se puede ver el islote de Lokrum, y el centro de la ciudad. La torre más impresionante y alta es la de Mincenta. Desde la muralla se puede ver la Puerta de Pile, de estilo renacentista, que cuenta con un puente levadizo, que cerraba por las noches para evitar el ataque exterior desde el puerto.
El puerto viejo, entre laderas, era la zona más peligrosa, por sus continuos ataques. Desde aquí podemos ver el Adriático, y los barquitos de los ciudadanos, que son los que actualmente están atracados. Te puedes tomar un café mientras disfrutas de la tranquilidad y las vistas, entre sus soportales.
Pero la zona más bonita es la Placa o Stradum, que lleva desde la Puerta Pile hasta la famosa Torre del Reloj. De estilo entre renacentista y gótico, sus adoquines y edificios de piedra amarilla, la convierten en una plaza muy uniforme y homogénea; llena de tiendas de souvenirs y cafeterías muy cucas. Yo, como fan de las tiendas, os la recomiendo todas todas. Sobre todo, me resultó muy curioso la homogeneidad entre ellas, todas muy blancas, limpias y organizadas; por no hablar de los souvenirs tan atípicos y bonitos que encuentras.
La atraviesan las callejuelas empinadas y características, hasta la Torre del Reloj, que da al Puerto Viejo. Tiene dos gatos de bronce con forma de soldados: Maro y Baro, que dan las campanadas. A parte de iglesias, que son muchas, en la Placa está el Palacio del Rector; que hoy es un museo sobre Ragusa, Dubrovnik, con monedas, sellos… e incluso obras de pintores locales. Sigue el estilo gótico-renacentista de toda la Placa, y son de admirar sus soportales y escaleras. Y, para terminar, otro elemento que no hay que perderse, es la Gran Fuente de Onofriod. Es un gran cilindro de piedra donde se suelen sentar los turistas a probar el agua, que proviene de un acueducto subterráneo de un manantial.
En resumen, una ciudad con mucho encanto, ideal para una corta estancia. Eso sí, se puede visitar las ciudades más cercanas conocidas por sus famosísimas playas si se tiene más tiempo. Y, como todos los lugares que os muestro, ¡recomendadísima!

¡Nos vemos la semana que viene!
Saludos
C.

Related:

Previous Post Next Post
  • Bucolico

    Un rinconcito de la vieja Europa!!nUn lugar donde enamorarse

    • EnMiBolso

      Sin duda. Un lugar precioso al que una vez, o mu00e1s, hay que ir en la vida. u00a1Gracias por tu comentario! 🙂

  • Cin Tu00ednez

    Su00cd! Un lugar para perderse!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 0 0 Flares ×