Follow:
Diario Mi diario Viajes

Caminito del Rey, Ardales y Carratraca

62 Flares 62 Flares ×

¡Hola! hoy quiero contaros mi viaje y experiencia en el Caminito del Rey, los pueblos de Ardales y Carratraca (Málaga) durante dos días.

Teníamos muchas ganas de poder hacer el Caminito del Rey y llevábamos mucho tiempo intentando ir. Por supuesto, tuvimos que reservar con dos semanas de antelación aunque fuimos un jueves. Si estáis buscando para ir en fin de semana, tendréis que reservarlo con mucha más antelación, ya que está muy demandado.

Antes de adentrarme en el Caminito, os contaré dónde me alojé y el recorrido que hice en los dos días que estuve por la zona. En un principio, hicimos la reserva del Caminito y, a través de allí, vimos zonas interesantes que visitar. En un primer momento solo reservamos una única noche en el Hotel Cortijo San Antonio de 3 estrellas, pero tras informarnos de varias atracciones naturales por el lugar, decidimos ampliar una noche más. Deciros que el hotel está muy bien, el personal es súper amable y te encuentras como en casa. Además, puedes desayunar, comer y cenar en el restaurante del hotel y se come estupendamente y a muy buen precio. La habitación tiene un estilo rústico y rural, muy al tono de todo lo que se puede visitar en la zona. Os lo recomiendo al 100% 😉

Caminito del Rey-Cortijo San Antonio Caminito del Rey-Cortijo San Antonio-habitacion

 

Una vez que dejamos las maletas en el hotel, salimos a dar una vuelta por la zona. Lo más próximo al hotel era el pueblo de Ardales, por lo que cogimos el coche y fuimos a verlo. Lo más destacado de Ardales es:

  • Sus preciosas vistas sobre el pueblo desde la zona alta, donde se ven los restos de un antiguo castillo (que no se puede visitar)
  • La Cueva de Ardales, que os contaré más detenidamente un poco más adelante.

ArdalesArdales-vistas

 

Después, nos movimos hasta Carratraca donde se encuentra el famoso balneario de aguas minero-medicinales. El pueblo, que es más pequeño que Ardales, dispone de unas vistas impresionantes, además de tener muchísimo encanto. Si eres de las que te gusta el senderismo, en la parte alta del pueblo hay una ruta de senderismo entre los pueblos cercanos, de varios kilómetros. Los puntos de interés de Carratraca son:

  • Las termas del Hotel Villa Padierma: las termas solo pueden visitarse si eres cliente del hotel… si puedes, entra para ver sus instalaciones y jardín-terraza, ¡son preciosas!
  • El Ayuntamiento de Carratraca: es una casa de estilo neomudéjar de 1885 construida por Trinidad Grund de Heredia como su casa de recreo.
  • Vistas sobre el pueblo

Carratraca-casasCarratraca-ayuntamientoCarratraca-Hotel Villa Padierma-PatioCarratraca- Hotel Villa Padierma-Patio1

 

Al terminar el día, nos fuimos al restaurante del hotel en el que nos hospedábamos, un poco temerosos de que fuera caro y no tuviera demasiada calidad. La verdad es que nos equivocamos y comimos muy muy bien, así que repetiremos seguro.

Al día siguiente teníamos reservado, a las 10 de la mañana, nuestra ruta en el Caminito del Rey. Llegar hasta la salida es una odisea, ya que no hay casi carteles que te guíen, por lo que te recomiendo que llegues con casi una hora de antelación. Una vez que consigues saber dónde acceder a la entrada, hay 1,5km hasta la entrada real del Caminito, por lo que ir con antelación es súper importante. Nosotros llegamos tarde, teníamos que estar a las 10:00 y llegamos a las 10:20 de la mañana, ya que nos perdimos en varias ocasiones. ¿Y qué pasa si llegas tarde? pues varias cosas:

  • Al no estar a las 10:00h de la mañana, no entras con la guía ni con los auriculares, por lo que te pierdes toda la historia del lugar.
  • Te dan unos cascos blancos para diferenciarte de los que van en grupo. Los cascos azules son para los que han pagado la guía y los blancos para los que no. Nosotros deberíamos de haber tenido los azules, pero al llegar tarde perdimos el derecho a la guía.
  • Lo bueno es que puedes pillar al grupo pronto, ya que van lento y puedes juntarte a la guía sin problemas, pero no dispondrás de los auriculares.

Aún así, pudimos juntarnos pronto al grupo y enterarnos del por qué de la construcción del caminito y demás historia del lugar, pero la primera parte nos la perdimos…

Según mi experiencia y, para los que padecéis de vértigos, en un primer momento puede dar un poco de miedo. Tenéis que tener en cuenta que el suelo no está completamente unido, ya que las maderas tienen agujeros entre ellas, por lo que puedes ver perfectamente el caminito antiguo y la altura hasta el suelo.

Sin embargo, el camino no tiene ninguna dificultad y cualquier persona puede realizarlo sin problemas y sin tener una gran preparación física. Eso sí, ten en cuenta que en algunas zonas puedes tener vértigo (como yo lo tuve :p)

 

Caminito del Rey-EntradaProcessed with VSCO with hb1 preset

 

Una vez que terminamos el Caminito, fuimos a comer al Restaurante El Mirador. Un sitio con unas vistas increíbles, con buena comida y buen precio, para después desplazarnos a las Ruinas de Bobastro.

Bobastro fue un antiguo asentamiento de los sublevados contra el emir de Córdoba en el año 880, y capitaneado por Omar Ben Hafsún, que eligió establecer la capital de sus dominios en las montañas altas de la provincia de Málaga. La visita a las ruinas es tranquila y únicamente son 2€, por lo que merece la pena conocer una parte de nuestra historia que se encuentra casi olvidada. Hay que tener en cuenta que si ya estás cansado de hacer el Caminito, aquí tendrás que recorrer unos 800 metros más de subidas y bajadas por la montaña para poder acceder a las ruinas. Aún así, os merecerá la pena.

 

Bobastro Bobastro1

 

Al día siguiente lo dedicamos a visitar la Cueva de Ardales. Para poder verla, hay que llamar por teléfono (tenéis toda la información en la página de Facebook de la cueva de Ardales) y solo hay una visita al día (10:30h) para un grupo reducido de 12 personas. La visita comienza en el museo de la cueva, donde es el punto de encuentro. Una vez que todos los asistentes nos encontrábamos en el museo, se tiene que coger el coche particular de cada uno para poder acceder a la cueva y la carretera es un camino y hay que ir con cuidado. Cuando consigues llegar a la puerta de la cueva, te dan una linterna para poder alumbrarte, ya que la cueva no dispone de iluminación artificial, lo que la hace aún más llamativa.

La cueva es enorme y muchas partes están inexploradas. Lo mejor es ver las pinturas rupestres, que hay unas 1000 datadas. Algunas de ellas se ven poco y hay que ayudarse con las cartulinas explicativas de la cueva, pero divierte muchísimo ver la capacidad de cada uno por interpretar los dibujos. Sin duda, lo más impactante, es la mano pintada en negativo y los instrumentos que el artista utilizó para crear las pinturas. Aunque parezca imposible, se ha petrificado un trozo de cuerda de más de 10.000 años, con la que parece que el artista rupestre pudo sujetarse para poder realizar la pintura de su mano, a través de un sistema de soplado. Se han realizado pruebas y parece que la cuerda y la pintura datan de la misma época. ¡Impresionante!

Solo deciros que es visita obligada y que os encantará tanto como a mí y, por supuesto, si estáis pensando en ir por la zona y necesitáis de más información, podéis escribirme a contacto@enmibolso.com y os contestaré encantada.

Cueva de Ardales-entradaCueva Ardales2 Cueva de Ardales-interior Cueva de Ardales1 Cueva de Ardales2

 

Related:

Previous Post Next Post
62 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 62 62 Flares ×