Follow:
Diario Mi diario Viajes

Berlín en 48 horas

BERLIN-EN-48HORAS
54 Flares 54 Flares ×

¡Hola! hoy quiero contaros mi viaje express a Berlín, durante 48 horas y, aunque estuvimos poco tiempo, pudimos hacernos una idea general de toda la ciudad.

Para empezar, nos alojamos en el Hotel Moxy Berlin, situado muy cerca de la estación, para no tener problemas de movernos por la ciudad y acceder al aeropuerto.

 

Hotel Moxy Berlin-enmibolso Hotel Moxy Berlin-enmibolso2 Hotel Moxy Berlin1-enmibolso

 

Una vez situados en el hotel, comenzamos nuestra ruta por la ciudad de Berlín.

Un consejo que os doy es que, si tenéis poco tiempo para visitar, busquéis las guías gratuitas de las que disponen casi todas las ciudades. En Berlín los “Free Tour” son de los mejores, por lo que es una opción perfecta para haceros una idea general de vuestra visita a Berlín. Os dejo el enlace para que sigáis la misma ruta que hice yo y de la que quedé encantada (Free Tour Berlin).

Día 1: Ruta Free Tour Berlín

El tour comienza en la emblemática Puerta de Brandenburgo. Hasta la demolición del Muro de Berlín en 1989, la mayoría de los visitantes occidentales no podían acceder a la puerta y, no fue hasta la caída, cuando lo berlineses pudieron volver a disfrutar de uno de los puntos de referencia de la ciudad; La Pariser Platz. Por supuesto, no puedes irte de Berlín sin haberla visitado y pasado por debajo de sus columnas.

 

Puerta de Brandenburgo-enmibolsoPariser Platz-enmibolso

 

En la plaza Pariser Platz se encuentra la embajada francesa y estadounidense, además de contar con el Hotel Adlon, de principios del siglo XX, uno de los más lujosos de la ciudad.

La siguiente parada es El Monumento a los judíos de Europa asesinados, un monumento a las víctimas del Holocausto que no te dejará indiferente. Se trata de un campo con 2.711 losas de hormigón, ligeramente inclinadas y diferentes en altura, en donde las vistas son diferentes en cada ángulo. Debajo del monumento se encuentra el Ort der Information, un museo con vivencias, cartas, imágenes y sonidos de la persecución a la que fueron sometidos los judíos durante la II Guerra Mundial. En el museo se suelen crear colas de acceso, pero la visita merece la pena. La entrada es gratuita.

 

Monumento a los judios de europa asesinados-enmibolso2

Monumento a los judios de europa asesinados-enmibolso3

 

La siguiente parada es en el Búnker de Hitler. Aunque no hay casi información de dónde se encuentra, está muy cerca del monumento al Holocausto y, a día de hoy, es un aparcamiento sobre tierra. No puede verse, ya que está enterrado sobre el parking.

 

Bunker de Hitler-enmibolso

 

Desde fuera nos acercamos al actual Ministerio de Hacienda alemán que, durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los pocos edificios que quedó en pie. En su momento, albergaba el Ministerio de Transporte Aéreo, razón por la que el edificio no fue bombardeado por el bando aliado. Sin duda, la arquitectura es característica de la época nazi y la visita, aunque sea desde el exterior, es obligada.

 

Ministerio de Hacienda aleman-enmibolso

 

Cruzamos la calle y nos encontramos un tramo intacto del Muro de Berlín y, justo detrás, hay un solar vacío donde se encontraba la sede de la Gestapo. Actualmente encontramos una exposición de textos y fotografías que detallan la historia del aparato de seguridad de Hitler y Topografía del Terror. Puedes acceder a archivos descalificados e imágenes de la época nazi en el museo que se encuentra justo al lado.

 

Muro Berlin-Topografia del terror-enmibolso

 

Hacemos una parada para comer unos ricos Currywurst, las salchichas típicas alemanas con ketchup y polvos de curry. No puedes irte de Alemania sin probarlas 😉

 

Currywurts-enmibolso

 

Muy típico también de la Alemania oriental y comunista, antes de la caída del muro, fueron sus coches Trabi. Puedes darte un paseo en alguno de los coloridos coches, si tienes tiempo, pero únicamente con verlos circular por la calle parece que estuvieras en la antigua Alemania comunista. Incluso, puedes encontrar puestos en los que comprar las típicas Matriuskas rusas.

 

zona comunista berlin-enmibolso

 

También puedes hacer una ruta por todos los fotomatones antiguos que han ido colocando por toda la ciudad. Nosotros nos hicimos la típica foto de 4 posturas distintas como recuerdo de nuestro viaje, justo al lado de donde se alquilan los coches Trabi.

 

Photomaton-berlin-enmibolso

 

El siguiente punto de la visita es el Checkpoint Charlie, el punto de control estadounidense para los visitantes que intentaban cruzar del Berlín Este al oeste. Aunque es una réplica del original, está perfectamente recreada la escena, e incluye una copia de la inscripción “You are leaving the American Sector”. En los aledaños, hay un recordatorio lleno de fotos, vídeos y maquetas de la época de la Guerra Fría.

 

Checkpoint Charlie-enmibolso

 

Hacemos una parada en el Mercado de los Gendarmes o Gendarmenmarkt, que es una de las plazas más bonitas de toda Berlín. Lo más llamativo es que hay dos catedrales casi gemelas, una la Catedral Francesa y otra la Catedral Alemana.

 

Gendarmenmark-enmibolso

 

Terminamos la ruta en el Monumento conmemorativo a la Quema de Libros de 1933, justo en frente de la Universidad Humboldt, donde estudió Albert Einstein o Karl Marx, entre otros.

El recorrido es de entre dos horas y media y tres y, con los comentarios de la guía, se te hace súper corto. Una vez que terminamos el tour, nos recomendaron ir a la Isla de los Museos para poder ver La puerta de Ishtar de Babilonia en el Pergamonmuseum. La pena fue que justo ese día toda esa zona del museo estaba cerrada, por lo que decidimos adentrarnos en el Barrio judío berlinés, no sin antes pasarnos por la Berliner Dom.

 

Isla de los museos-berlin-enmibolso Berliner Dom-enmibolso

En el Barrio judío es donde de verdad ves la vida de los berlineses. La calle Rosethalen Strasse es famosa por los patios interiores a los que puedes acceder y que se conectan entre sí. Normalmente, tienen tiendas, bares, restaurantes y hasta museos y galerías en su interior. Muchas de aquellas casas incluyen inscripciones en el suelo de muchos de los antiguos propietarios judíos que fueron asesinados. Además, en algunas de ellas puedes seguir viendo los disparos sobre las paredes.
Hackesche Hofe-enmibolso3 Hackesche Hofe-enmibolso5 Hackesche Hofe-enmibolso1 Hackesche Hofe-enmibolso

 

Terminamos el día 1 habiendo recorrido gran parte de la ciudad de Berlín.

Día 2: Bundestag, Torre de Televisión de Berlín (Fernsehturm), Alexander Platz, Potsdamer Platz y East Side Gallery

El segundo día lo dedicamos a ver algunas zonas por las que no habíamos podido pasar el día anterior.
Comenzamos la ruta por el Bundestag o Parlamento Alemán. Para poder visitar la cúpula de cristal, tienes que reservar la visita en la página web o, si quedan plazas de última hora, esperar la cola a la entrada. Como teníamos prisa, solo pudimos verlo desde fuera.
Bundestag-Berlin-enmibolso

 

La siguiente visita la hicimos a la Torre de Televisión de Berlín. Puede subirse para ver las vistas, pero nosotros no tuvimos tiempo y no os puedo decir si merece la pena o no.
Torre de Television-Berlin-enmibolso

 

La Plaza Alexander Platz es la zona comercial de Berlín, donde encontrarás todas las tiendas internacionales como Primark. La visita es obligada y no puedes irte sin acercarte al reloj que marca las horas de las capitales de todo el mundo.

 

Alexander Platz-enmibolsoAlexander Platz-enmibolso1

 

Postdamer Platz es una de las plazas con más bullicio de toda Berlín. En la Segunda Guerra Mundial quedó completamente en ruinas y, en la Guerra Fría, partida y separada por el Muro. Aquí empezó a derribarse el Muro en 1989 y a día de hoy aún puede verse un trozo del muro original.

Para terminar con el día nos fuimos a la zona este de Berlín, hacia el East Side Gallery, donde se encuentra más de 1km completo del Muro de Berlín completamente pintado por artistas, tras la caída del muro. Las obras más conocidas son la del coche Trabant (Trabi) que atraviesa el hormigón y la imagen de los líderes del Bloque del Este, Leonid Brezhnev y Erich Honecker, besándose. Desde East Side Gallery puedes ver el puente más bonito de Berlín del siglo XIX y llamado Oberbaumbrücke. Por debajo de él pasa el río Spree y, este puente, fue uno de los ocho puntos por los que se podía pasar del lado Este al lado Oeste de Berlín durante la Guerra Fría.

 

East side Gallery-el beso-enmibolsoMuro Berlin-coche travi-enmibolsoMuro de Berlin-east side gallery-enmibolsoOberbaumbrucke-enmibolso

 

Por supuesto, antes de que os vayáis de Berlín, tenéis que fijaros en el muñequito de los semáforos que tiene nombre propio y que, en principio, solo se encontraba en la parte Este de Berlín; Ampelmann. Hoy en día, se ha convertido en un icono de la ciudad, por lo que puedes encontrarlos en muchos de los semáforos de Berlín e, incluso, dispone de tienda oficial dentro de los Hof del barrio judío.

 

Ampelmann-enmibolso

 

Y hasta aquí mi viaje express a Berlín, no sin antes dejaros un vídeo que resumen mis dos días en la capital alemana. Si vais a visitarla pronto y necesitáis de más información, podéis dejar un comentario o escribirme al correo del blog 😉

Related:

Previous Post Next Post
54 Flares Twitter 0 Facebook 0 Pin It Share 54 54 Flares ×